El acceso gratuito a Internet debe considerarse un derecho humano

0
8

2′

“NO TIENEN VOZ”, SEGÚN UN ESTUDIO

El estudio señala que podría ser una forma clave de proteger derechos humanos básicos, como la vida, la libertad y la integridad física

El acceso gratuito a Internet debe considerarse como un derecho humano, ya que las personas que no pueden conectarse a Internet, en particular en los países en desarrollo, carecen de formas significativas de influir en los actores mundiales que dan forma a su vida cotidiana, según un nuevo estudio.

Una nueva investigación llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Birmingham y liderada por Merten Reglitz, profesor de Etica Global, sostiene que Internet podría ser una forma clave de proteger derechos humanos básicos, como la vida, la libertad (de información, de reunión y de asociación) y la integridad física, un medio para permitir que miles de millones de personas lleven “vidas mínimamente decentes”.

En el estudio, publicado en la revista científica ‘Journal of Applied Philosophy‘ y citado por Phys.org, se señala que “el acceso a Internet no es un lujo, sino un derecho humano moral y todo el mundo debería tener acceso sin supervisión y sin censura a este medio global, proporcionado de forma gratuita para aquellos que no pueden pagarlo”. Según Reglitz, las personas sin acceso a Internet “no tienen voz en la elaboración de las reglas que deben obedecer y que dan forma a sus posibilidades de vida”.

Primavera árabe, #MeToo…

Reglitz añade que el ejercicio de la libertad de expresión y la obtención de información dependen ahora en gran medida de tener acceso a Internet y que aquellas que personas que no lo tienen ven disminuidos esos derechos.

“Es un derecho humano moral y todo el mundo debería tener acceso sin supervisión y sin censura”

Este investigador recuerda algunos ejemplos de participación en Internet que ayudaron a que los gobiernos y las instituciones rindieran cuentas a la ciudadanía, como la primavera árabe, la documentación de la violencia policial injustificada contra los afroamericanos en los Estados Unidos o el #MeToo.

El acceso mundial a Internet forma parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y en la política de este organismo se ayuda a ofrecer acceso universal a Internet a los países en desarrollo.

Según la ONG The World Wide Web Foundation, fundada por el padre de Internet Tim Berners-Lee, la “asequibilidad” sigue siendo uno de los obstáculos más significativos, pero solucionables, para el acceso universal.

Hoy en portada

Fuente

Deja un comentario