NY desaloja a manifestantes

0
24

El campamento se instaló como parte de las protestas contra el racismo tras la muerte de George Floyd a manos de la policía. Foto: AFP

NUEVA YORK.

Bajo presión del gobierno federal, que amenaza con enviar agentes, la ciudad de Nueva York desalojó un campamento de manifestantes contra el racismo y la brutalidad policial.

La policía, acompañada de abogados y personal de limpieza, llegó al campamento ayer antes del amanecer para desmontar las carpas y expulsar del lugar a unas 50 personas que se encontraban en el sitio desde junio pasado.

No hubo enfrentamientos ni heridos durante las acciones de las autoridades, explicó el jefe de la policía de Nueva York, Dermot Shea, en conferencia de prensa.

Tras esto, el alcalde demócrata Bill de Blasio, quien defiende las manifestaciones antirracismo, detalló que el desmantelamiento del campamento Occupy City Hall (imitando el lema Occupy Wall Street de 2011) fue cuidadosamente planificado.

En estas últimas semanas la cantidad de manifestantes disminuyó, cada vez era menos una manifestación y más una concentración de personas sin hogar. Era tiempo de actuar”, afirmó el alcalde.

Además, vecinos de la zona se quejaron y pidieron poner fin a ese campamento.

A esto se sumó la amenaza de Trump de enviar agentes federales a la ciudad estadunidense, como lo hizo la semana pasada en Portland, Oregon para proteger edificios federales y “restablecer el orden”.

En tanto, De Blasio respondió con una amenaza de demandar al gobierno federal si Trump envía agentes.

No te pierdas nuestras Galerías en Excélsior

TE RECOMENDAMOS:

Fuerte sismo de 7,8 remece islas de Alaska

Gran Premio de México con gradas vacías

Urías se siente fuerte; espera el arranque

Vive en hotel; enfermero prefiere aislarse

“Nicolás Maduro tiene tomada Venezuela”: María Corina Machado

LECQ

La ley de derechos de autor prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Excélsior sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Fuente

Deja un comentario