Risa o disgusto

0
49

09 de Mayo de 2019

Después de que Vicente Fernández diera una entrevista a Gustavo Adolfo Infante, en la que habló sobre su estado de salud y, muy a su estilo, suelto y desenfadado, dijo que había rechazado un trasplante de hígado de un paciente compatible porque no sabía de quién era el órgano y que éste podía ser de una persona homosexual o drogadicta. Esto causó diferentes reacciones, hubo quienes dijeron que “era su manera de ser” y otros lo criticaron.

Hay muchos puntos que pueden resultar molestos, primero que a voluntad propia rechace un trasplante de hígado, en un caso en el que habían encontrado un órgano compatible en 48 horas, cuando hay personas que llevan meses esperando e incluso hay quienes nunca llegan a someterse a una operación de ese tipo. Segundo, que se compare a una persona homosexual con una adicta a las drogas y se le menosprecie por su preferencia sexual. ¿No habíamos superado aquellas épocas en las que se tachaba al homosexual de enfermo? La tercera, es la naturalidad con la que este comentario puede pasar, es una simple broma sobre homosexuales, dirán algunos, pero lastimosamente estos comentarios no hacen más que alimentar cualquier tipo de homofobia o discriminación.

Sin duda, Vicente Fernández es uno de los personajes más queridos de México y también de los más seguidos, por lo cual debería cuidar más sus comentarios, que en este caso no se quedaron en anécdotas, sino en un hecho real, rechazó un órgano por pensar que podía ser de un homosexual o un drogadicto.

LOS MÁS CAROS DE LATINOAMÉRICA

México es el país que ha comprado los antirretrovirales más caros en Latinoamérica, según responsables de áreas de atención para pacientes con VIH-sida de la Secretaría de Salud e integrantes de organizaciones sociales, quienes hicieron público un documento, donde dan su apoyo al gobierno federal para buscar bajar los costos en estos tratamientos.

El documento titulado Nuevo Paradigma para el VIH en México señala que se debe tener una supervisión de casos específicos y garantizar un mejor monitoreo y seguimiento clínico de los usuarios en los servicios especializados, entre algunos de los procesos para mejorar la atención a personas con VIH-sida.

VOLVERÁN A CLASES

Después de más de tres meses de paro de actividades, los alumnos de la Universidad Autónoma Metropolitana volverán a clases el próximo lunes, pero para algunos de los alumnos el tiempo perdido no se podrá recuperar.

Es lo que muchos de los estudiantes manifestaron, especialmente aquellos que cursan el último año, quienes pensaban graduarse en el mes de julio lo harán hasta noviembre y pese a los proyectos que hayan tenido, deberán esperar, sea una fiesta de graduación, postularse para una beca o viajar a otros países. Cómo decían ellos, en las mesas de negociación a quien menos tomaron en cuenta fueron a los estudiantes.

Fuente

Deja un comentario