Ser neto acaba con los prejuicios y la homofobia; rompe lo que sea, dice Emilio Osorio, uno de los Aristemo

0
2

Ser neto acaba con los prejuicios y la homofobia; rompe lo que sea, dice Emilio Osorio, uno de los Aristemo

Abordamos el tema con respeto; no queremos vender a través del morbo, afirma Juan Osorio, productor de teleserie que se estrena el domingo

Foto

▲ Emilio y Juan Osorio, así como Joaquín Bondoni, en el foro donde se graba El corazón nunca se equivoca, que se emitirá por Las Estrellas, de Televisa.Foto Rumania Olivares

Juan José Olivares

Periódico La Jornada

Jueves 20 de junio de 2019, p. 8

¿Nos están esperando?, pregunta Juan Osorio a su mánager de piso. “Es que está parada la producción…”, se justifica para interrumpir una entrevista con La Jornada en pleno foro, durante la grabación de El corazón nunca se equivoca, serie que se estrenará el domingo en Las Estrellas, de Televisa, y que por su temática ha despertado gran interés mediático.

Versa sobre la relación de amor entre dos adolescentes: Aristóteles y Cuauhtémoc, binomio conocido como Aristemo, bomba que ha tenido tanta explosión que hasta una obra de teatro se ha montado sobre su historia; también se ha editado un disco e incluso es parte del elenco que se presentará en el espectáculo musical al finalizar la marcha del orgullo LGBT, que se realizará el 29 de junio en el Zócalo capitalino.

El break de la charla de un inicio es porque estaban presentes Aristóteles Córcega y Cuauhtémoc López, protagonistas de la telenovela, quienes tuvieron que regresar al set.

Estábamos hablando de lo que está generando la propuesta, comenta Juan Osorio al regresar a la plática, efectuada en una sala donde las luces, las voces sigilosas y el silencio, enmarcan las líneas de los otros actores cuando graban.

Así se trabaja en un plató de televisión, donde se aglutina un pelotón, entre directores de escena, continuistas, tramoyistas, maquillistas, camarógrafos y asistentes de todo tipo.

Ahí, Juan Osorio, padre de uno de los actores, revela: Fue difícil aceptar hacer esta teleserie, como productor y como papá. Sin embargo, a través de entender y saber a que público íbamos y al que podíamos sumar, fue que tomé la decisión. La condicionante era que no teníamos que rebasar la línea de lo burdo.

Los gritos de cinco, cuatro, tres, dos… silencio… se escuchan a lo lejos. Mientras, Osorio asegura que la relación de sus protagonistas “es similar a cualquier otra heterosexual.

Lo más importante es dejar un escalafón en la televisión abierta; tocar temas bien ejecutados que no transgredan a las familias, sostiene.

Recuerda que la relación de los jóvenes era parte de otra telenovela (Mi marido tiene más familia), pero que el auditorio pidió seguir viéndolos en la pantalla chica, por lo que decidieron escribirla.

Considera que presentar un producto como éste conlleva una gran responsabilidad, porque hay que abordarlo con respeto, pero también con naturalidad. No vender a través del morbo. No olvidemos que nos dirigimos al público familiar.

Hay familias en las que naces y las que eliges

Confía en tener a los personajes e histriones ideales, ya que éstos entienden “la responsabilidad de hacer un producto para la televisión abierta en la que se cuide al público tradicional.

El mensaje que da la serie es que hay familias en las que naces y las que eliges, afirma, por su lado, Aristóteles –quien por momentos en la charla es el actor Emilio Osorio–. Agrega: Tenemos la responsabilidad de hacer una historia como ésta. Lo que ocasione será otra cosa.

Asegura que la gente se identifica con el amor de dos personas, nada más. Lo que queremos es transmitir a las familias más tradicionales la falta de comunicación.

Emilio habla maravillas de Aristemo, del que asegura que ha sido parte de un cambio de mentalidad de mucha gente, sobre todo de los papás tradicionales. Y es consciente de que la serie no sólo aborda el tema de la diversidad.

Joaquín Bondoni, la otra parte de Aristemo, destaca que Cuahtémoc, su personaje, ha abierto puertas; aunque cambiar la mentalidad al mundo es imposible, pero un grano de arena es suficiente.

Silencio, se vuelve a escuchar en el foro.

La educación comienza en casa, agrega con voz más baja Cuahtémoc, o Joaquín.

El trabajo de mesa es fundamental en cualquier producto audiovisual. Éste no es la excepción.

Es esencial, destaca Emilio, quien precisa que se fortaleció al presentar a dos personajes puros.

Emilio es hijo también de la cubana Niurka, bailarina, cantante y actriz, que durante años ha sido abanderada y reina de la comunidad LGBT.

Es un orgullo para mí seguir con este legado y que mejor que con el mensaje tan blanco que estamos ofreciendo. Nunca me imaginé encarnar a un personaje como éste. Grabar con actrices de muchas tablas es ya de por sí una prueba, considera Emilio.

Los actores Helena Rojo, Nuria Bages, Laura Flores, Leticia Claderón, Arath de la Torre y Sergio Sendel figuran en el elenco de la teleserie.

Juan Osorio retoma la charla y comenta que la comunidad LGBT ha aceptado a esta pareja por su carisma, sencillez y transparencia, o sea, que son la neta.

–¿Ser neto rompe prejuicios, la homofobia…?– se le pregunta a Emilio.

–Rompe lo que quieras…

“Vamos a la salida; van a seguir grabando…”, interviene el productor Juan Osorio, quien espera tener un gran auditorio el próximo 23 de junio a las 9:30 de la noche, cuando se estrene la teleserie, y continuar en el gusto de la gente durante las cinco semanas que durará la emisión.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here